Relato de masturbación femenina

Relato de masturbación

Me sentía sola ese sábado, aunque pensaba salir con unas amigas. Cada día que pasaba me aburría más ir de copas, pero decidí salir y comencé a darme una ducha caliente, muy caliente… desnuda en la bañera, el agua recorría cada centímetro de mi piel (una piel suave y cálida), deseando que fueran las manos de un hombre, sin pensarlo deslice el jabón por mi pecho, y fui distribuyéndolo, con solo el roce de los dedos mis pezones se endurecieron, mis pechos prietos suplicaban una boca que los mordiera, sin más y sin casi darme cuenta, mi mano derecha rozo mi clítoris, y sorprendida sentí, como estaba… húmeda y caliente.

Tanto ardía mi cuerpo que decidí salir de la bañera y tumbarme mojada sobre mi cama, mi cuerpo desnudo y aun mojado, atravesaba las sabanas blancas de una cama desecha, coloque una almohada bajo mi pelvis y comencé a acariciar cada centímetro de mi piel, secándola y lamiendo su jugo. Tenia erizado el cuerpo, la columna arqueada, la mano derecha se perdía entre mis ingles, mientras que la izquierda apretaba con fuerza la almohada, al sentir el placer.

Como mujer deseaba tener un hombre dentro de mí, sentir como me hacia suya, pero mis dedos juguetones y ya experimentados buscaban mi punto G y lo encontraron fácilmente, mientras apretaban suavemente en un movimiento circular, cerraba los ojos de gusto y de excitación, para masajear mi clítoris con la otra mano. La estampa de mi desnudez y deseo, mostraba una mujer tumbada y entregada al sexo, digna de cualquier persona, (un espectáculo que no dejaría quieto a nadie).

Mi cuerpo empezó a desprender ese olor a sexo, ese sudor de pasión que lleva al clímax y a la invitación, la pelvis cada vez se arqueaba más, los pechos se endurecían, los pezones se contraían para mostrar su elegancia y sexualidad, y la piel suplicaba una boca que la lamiera.

Estaba sumida en el éxtasis, y en cada caricia en las que mi mano se hundía en mí, me hacia estremecer, haciendo que mis dedos rozaran mi clítoris hinchado, desprendiendo un leve gemido de suplica, deseaba más que nada ser penetrada “”hasta el fondo de mi ser””, sentir como reventaban dentro de mí y ese calor me inundaba.

Justo cuando rozaba el cansancio, ya comencé a sentirlo, pero antes decidí lamerme los dedos con sabor a mí, chupar mis jugos, para que mi manos me penetraran con mayor comodidad, al sentirme dentro instintivamente abrí las piernas todo lo que pude, cerré los ojos y comenzó a invadirme un suave hormigueo que recorría mis tobillos, mis pantorrillas, mis muslos duros y prietos, como si de la boca de un hombre se tratara, hasta que entro mis ingles, en mis brazos y se clavo en mí, como una espada.

La piel desprendía calor, el cuello sentía escalofríos de gusto, los pies se estiraban esperando el clímax y soportando el placer con ganas de que fuera eterno, en ese momento… el mundo exploto y un cuchillo de gusto se clavo en mi clítoris, haciendo que palpitara y se contrajera, con la intención de atrapar el deseo, fue una vez más como el bolero de Ravel, un placer concéntrico que deseo algún día poder mostrar libremente a un hombre y pueda disfrutar del placer de ver a una mujer perdida en el deseo.

Relato de chica masturbándose

Vídeos Relacionados

Deja tu comentario!





Comentando aceptas nuestra Política de Privacidad y nuestro Aviso Legal.

Te informamos de que los datos de carácter personal que nos proporciones, serán tratados por José David Ayala Gil como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de datos es para poder comentar y para enviarle nuestras publicaciones y promociones de productos y/o servicios. Legitimación: Nos das tu consentimiento. Destinatarios: Los datos que nos facilites estarán ubicados en los servidores de Profesional Hosting. Podrás ejercer en cualquier momento tus derechos de rectificación, limitación, supresión y acceso a los datos.



Otras Categorías de Vídeos Porno

Porno Asiáticas
Porno Gordas
Porno Mamadas
Porno Masturbación
Porno Morenas
Porno Negras
Porno Orgías
Porno Rubias
Porno Sado
Porno Tetonas
Porno Jovencitas
Porno Pelirrojas
Porno Violaciones
Porno Peludas
Porno Embarazadas
Incestos
Porno Público
Hentai
Porno Gay
Zoofilia
Usamos cookies que analizan hábitos de comportamiento y navegación que aceptas al navegar aquí Política de Privacidad | Cookies | Aviso Legal